EMF - Stigma

Después del gran suceso que significó el sencillo “unbelievable”, esta banda de indie-dance británica se vio inevitablemente encasillada por la prensa y mayor parte de la crítica como una pobre versión de Jesus Jones o Carter USM, mientras el público pedía más y más de la misma fórmula musical.

Los EMF, en vez de volver a hacer lo mismo lanzaron Stigma (EMI, 1992), que fue un golpe directo a las enormes fauces de lo comercial y un disco bastante más interesante que el anterior, en mi modesta opinión.

Ahora, éste no tenía mucho que ver con su predecesor, el ‘exitoso’ Schubert Dip (EMI, 1991), lo que hizo que muchos de sus seguidores se decepcionaran y que ninguno de sus sencillos figurara en las listas de popularidad.

Muchos son de la opinión que es su disco más sólido, y la verdad, puede que lo sea.
Never know” es uno de los temas más notables del álbum y a mi parecer, si hubiera sido lanzado como primer sencillo del mismo, otro gallo hubiera cantado.

Never know

Hasta ahora es un enigma el significado de las iniciales de la banda: aunque una recopilación oficial infería que se trataba de ‘Epsom Mad Funker’, se barajan otras posibles explicaciones: ‘Every Mother’s Favourite’, ‘Eat My Foetus’, ‘Ever Music Forever’, ‘Eat More Fruit’, ‘Easy Mother Fuckers’, ‘English Mother Fuckers’, ‘Eight More Faggots’, ‘Electric Mother Fuckers’ y ‘Ecstasy Mother Fuckers’.

Compartir:

Similar Posts

2 Comments

  1. Eh, no sé cómo llegué aqui, pero… ptm, EMF! grupazo. y eso sin mencionar una versión: Search And Destroy de Iggy Pop, convirtiéndolo en punk realmente bailable. Y encima luego el cantante se suicida. pero claro, nadie sabe quién es Zack Foley.
    Saludos desde Cuzco.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.