Prefab Sprout

Me encanta la lluvia y el olor que en el aire se respira cuando ésta cae sin cesar sobre todas las cosas.

Ayer en la noche, mientras escuchaba un tema de Instrucción Cívica y lloviznaba tímidamente por estos lares, me acordaba de lo bien que me sentía en el piso de Madrid una tarde cualquiera, sentado en la terraza mirándola caer, bebiendo una taza de café y leyendo, entre otras cosas, a los inefables Mortadelo y Filemón, mientras emitía entrecortadas risas y pequeñas bocanadas de Fortuna.

En atardeceres tan bellos como esos la música siempre estaba presente, y una de las cintas cuya emisión en el antiguo armatoste de mi madre se convertía en habitual era aquella que contenía un puñado de temas -armados por mí mismo- de esta fascinante y algo echada al olvido banda inglesa, que aunque mantuvo un perfil bajo (por llamarlo de alguna manera), tuvo destellos de magia en ciertas canciones de sus álbumes, las mismas que hoy en día se han convertido en verdaderas joyas dentro del pop que se consumía en la década antepasada.

Hoy, mientras sigo deambulando entre intersecciones de tiempo y espacio de la mano de la exquisita atmósfera que crea el sonido del violín del “if you dont love me”, he aquí una pequeña reseña del grupo.

If you don’t love me (extended)

Siempre me causó curiosidad saber, desde mi tardío descubrimiento de la banda a fines de la década de los ochenta, de dónde diantres habían sacado ese nombre. Pues la historia es mucho más simple de lo que me esperaba y así la cuenta en una entrevista el líder del grupo:

Yo recién empiezo a ser pagado por lo que hago desde 1983, pero el escribir canciones es algo que hacía desde niño… cuando formamos la banda con mi hermano. Yo era un chiquillo y solía ver chicos mayores en la escuela, llevando vinilos bajo sus brazos… discos que no me dejaban escuchar pues eran tiempos de rock progresivo… y había una diferencia marcada entre música progresiva y música pop… y estos chicos mayores que yo se ponían nombres como “the grateful dead”, “grand central station”,etc.

Había visto muchos afiches en las tiendas, pero no sabía realmente de qué iba la música. Por ello, todo me resultaba escondido y misterioso.

¿Y sabes lo que pensé? Me dije ‘¡ok!, para tener un grupo serio debes poseer una banda misteriosa… y ésta debe ser llamada también con un nombre misterioso y raro’. Entonces pensé en el nombre más extraño de todos.

Paddy McAloon, 1990

Aunque han cambiado de baterista muchas veces y como esta nota no pretende ser biográfica ni mucho menos, vamos a considerar la formación que recordamos la mayoría.

Prefab Sprout, por tanto, lo constituían Patrick “Paddy” Joe McAloon (voz principal, guitarras, teclados), su hermano Martin McAloon (al mando del bajo), Wendy Smith (coros, guitarras, teclados), y más adelante se les uniría Neil Conti (a cargo de la batería y que venía de tocar junto a David Bowie y Mick Jagger en el recordado tema “dancing in the streets”).

El grupo aparece en escena a comienzos del año 1982 con un par de singles. Poco después graban un primer lp -ayudados de un batería ajeno a la banda- de nombre Swoon, trabajo que sale a la venta en 1984 vía CBS y posteriormente vía Kitchenware Records, y es muy pronto comparado con la música que hacían los Aztec Camera por ese entonces.

Pero no es hasta que se cruza Thomas Dolby en su camino (a petición de Paddy, pues quería en la cabina a alguien con más visión y experiencia) y les produce su siguiente disco llamado Steve McQueen (original de 1985; grabado en CBS, Columbia y Kitchenware Records, y que actualmente ha sido re-editado por el mismo Dolby), que logran un moderado éxito y se ganan el beneplácito de la mayor parte de la crítica y gente especializada.

Este álbum sale también a la venta en el mercado yanqui, aunque con otro nombre: Two Wheels Good (EPIC, 1985), recibiendo un cierto número de críticas adversas por ello, sobre todo de parte de los residentes de la tierra del recordado actor.

Hey Manhattan!

1985 – 1992 es el periodo que más se nutrió del talento y las entrañables melodías que este grupo compuso (en la etapa de Dolby como productor), o por lo menos así lo creo yo.

Tres años después de la salida del disco (es decir, en 1988) vería la luz el trabajo titulado From Langley Park To Memphis (grabado en CBS, EPIC y Kitchenware Records), que contiene la canción que más ‘éxito’ logra en las listas locales, la pueril “the king of rock ‘n’ roll”.

En una entrevista para una revista de la época, Paddy comentó al respecto:

La escribí en 20 minutos; me bajé un día del autobús, cogí mi guitarra y la escribí. Pensé que era tan ridícula y graciosa que nunca se la podría tocar o cantar a alguien… pensé que nadie nos dejaría grabarla jamás.

Pues sucedió todo lo contrario.

The king of rock ‘n’ roll

Al año siguiente graban su cuarto larga duración, Protest Songs (CBS, Kitchenware Records, 1989), retrasado debido al repentino éxito de ciertos cortes promocionales del disco precedente.

La nueva década es testigo de otra gran producción de los Prefab Sprout, Jordan: The Comeback (CBS, EPIC, Kitchenware Records, 1990), que llega a ser nominada para el premio de mejor álbum, y que los embarca en una esperada gira de la que todos los afortunados asistentes sólo guardan comentarios excelentes.

A estas alturas, el talento natural para componer que tenía Paddy era usualmente sobredimensionado por los medios británicos y algunos extranjeros. Solía ser apodado, por ejemplo, “el mejor escritor de canciones del mundo” o “la mente musical más creativa de toda la historia”.

Al respecto, en una entrevista comentaba:

Eso realmente me molesta. No puedo quejarme de las revistas inglesas pues nos dedican muy buenos artículos, pero siempre van en la onda de ‘es tan listo, y lo sabe’.

Yo escribo canciones acerca de cosas que me interesan. La audiencia lee diarios, novelas, mira películas, mira televisión… todos consumimos grandes cantidades de información a diario… y mis canciones únicamente reflejan todo aquello… y eso no me convierte en alguien más talentoso que los demás.

Cars & Girls

En 1992, una página del libro del grupo se cierra. Sale a la venta el recopilatorio Life Of Susprises – The Best Of Prefab Sprout (vía EPIC), que contiene el laureado tema -al menos en Norteamérica- “if you don’t love me”.

Este resulta ser su trabajo más exitoso a nivel de listas y de aceptación del público oyente.
Con él, se acaba el ciclo de Thomas Dolby como productor y de Neil Conti como baterista del grupo (muy querido y reclamado por los fanáticos, por cierto).

Lo que viene a partir de aquí, es otra historia.

Prefab Sprout, grupo que me ha acompañado innumerables tardes -y madrugadas- desde que los escuché por primera vez. Pop armonioso y melódico que puede, dependiendo de la situación, tocar las más recónditas fibras de nuestro ser y convertirse en tenue lumbrera cuando nos encontremos en el siempre oscuro umbral entre la cordura y la locura.

One of the broken
Compartir:

Similar Posts

4 Comments

  1. Què banda! Soy un àvido consumidor y amante de melodìas pop. Pero creo que si ese gènero existe aùn hoy en dìa està mayormente atiborrado de porquerìas.
    Con Prefab Sprout me pasa que los escucho y siento que aquellos que desprecian a pop por comercial y pasatista estàn muy equivocados. Las canciones de esta banda tocan una fibra como se escribiò en este artìculo Pintos. Què maravilla, sentir que una canciòn de conmueve de verdad. El que sepa inglès verà que las letras no caen en lugares comunes (al menos en la etapa temparana de la banda), se que han llamado a Paddy McAloon el Shakespeare de las novelas baratas, imaginen por què. Y el que gusta de acordes interesantes, voces celestiales, melodìas primorosas y refinamiento, escuchen a Prefab Sprout.
    Y atenciòn, en febrero de 2009, se editarà un disco con canciones nuevas. Creo que se va a tratar de algo realmente destacado en el medio del anémico panorama mundial del pop. Se trata de un proyecto en el que el senor McAloon estuvo trabajando y que debiò archivar por problemas de salud. Eso sì, no esperen que los medios le den mucha difusiòn, tal el status quo hoy por hoy. Saludos!

  2. Yo también espero con ansia ese nuevo material.

    A propósito, dicen que el posible título del mismo sería Let’s Change The World With Music o The Blueprint, y que se incluirán temas como “let there be music”, “God watch over you” o “the last of the great romantics”, temas de los que se dicen son de lo mejor que Paddy McAloon ha compuesto en toda su carrera.

    Veremos si esto se concreta el próximo mes de febrero.

    Gracias por el comentario.

  3. Desde los 12, 13 años estoy enamorada del sonido de Prefab Spout (también siempre he apreciado el toque Dolby), y justo esta tarde se me dio por escuchar I trawl the megahertz, con cierta melancolía, pero no sabía que estaban preparando un nuevo álbum… así que tu post me ha alegrado mucho!

    Sale el 7 de septiembre creo…?

    Saludos!

  4. En efecto Silvina,

    Se dice que llegará en el mes de septiembre (el 7), que efectivamente se llamará Let’s Change The World With Music, que tendrá un fuerte contexto religioso (a lo “one of the broken“) y, seguramente, pasará casi desapercibido teniendo en cuenta lo que consume el mercado musical actual.

    Los temas incluidos: “Let there be music”, “Ride”, “I love music”, “God watch over you”, “Music is a princess”, “Earth, the story so far”, “Last of the great romantics”, “falling in love”, “Sweet gospel music”, “Meet the new Mozart”, “Angel of love”.

    Gracias por la visita.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.