Sad Lovers and Giants - Total Sound

Cuando esta interesante banda inglesa -alguna vez descrita como los Pink Floyd pastorales– lanzó al mercado el álbum Feeding The Flame (Midnight Music, 1983), su segundo larga-duración, ya empezaba a gozar de cierta repercusión mediática. Pero inexplicablemente para muchos, luego de 2 LPs, 4 singles, una sesión con John Peel y numerosas presentaciones en el Reino Unido, Holanda y Alemania, deciden dejarlo temporalmente.

Al respecto, en su momento comentaron que esto se debió a que las cosas al interior del grupo llegaron a un punto crítico, pues el éxito que les empezaba a llegar repentinamente hizo más difícil el trabajo en conjunto propiciando las discusiones que acabaron por separarlos.

Y es verdad: si escuchamos el disco antes mencionado con atención, podemos notar que el sonido del mismo refleja el estado de ánimo de los Sad Lovers & Giants en esa época (un tanto apático, según fue descrito por Garçe y Nigel), alejándose de lo que nos habían presentado en el Epic Garden Music (Midnight Music, 1982).

Cowboys

La separación era inminente y era lo más conveniente para todos, pues si hubieran seguido juntos con toda esa tensión interna es probable que los siguientes trabajos no hubiesen resultado tan buenos.

Curiosamente, en el tiempo que estuvieron alejados, sus discos siguieron vendiéndose a buen ritmo acrecentando la leyenda de su corta pero memorable trayectoria. A pocos meses de haberlo dejado, les invadió la sensación de que habían empezado algo grande, algo que debía ser continuado.

El regreso, al menos del corazón del grupo, también era inminente: se reúnen nuevamente en 1985 para trabajar en nuevo material. El 12” Seven Kinds of Sin, seguido de un nuevo álbum, The Mirror Test (Midnight Records, 1987), los traía de vuelta y los empezaba a consolidar en lugares nunca antes visitados de toda Europa (prueba de ello es la memorable versión en directo del “things we never did” grabada en Valencia en el año 1986).

Sad Lovers & Giants describen su propia música como ‘un viaje etéreo hasta los límites de la imaginación’. Sus composiciones crean una atmósfera de ritmos elegantes, sonidos apacibles y desventura gótica. Sus apariciones en directo son memorables… fieles a lo hecho en las grabaciones, pero dotadas de una energía que eleva la presentación hasta convertirla en una experiencia inolvidable, por su fuerza, estilo y desparpajo.

Things we never did (de puta madre live version)

Website Official

Integrantes, en sus dos primeros discos:
Garçe – Voz principal
Tristan Garel-Funk – Guitarra, Percusión y Coros
David Wood – Teclados, Percusión y Saxo
Cliff Silver – Bajo y Teclados
Nigel Pollard – Batería y Percusión

Compartir:

Similar Posts

2 Comments

  1. Hola César! hacía meses que tu blog se había evaporado de la web. No se que habrá sucedido que dejo de verse en mi computador, pero veo que se ha activado de nuevo.
    Gusto poder volver a leer tus artículos.
    Saludos desde México!

  2. El gusto es mío Rodrigo,

    Bienvenido de nuevo y sí, estuvo fuera por un tiempo, pero ya no más (me fastidió no ‘estar presente’ cuando murió Antonio Vega, para dedicarle unas líneas)…

    Un abrazo.

Agregue un comentario a César Pinto Cancelar respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *