Ayer por la noche escuché una melodía de piano que me hizo recordar la introducción del “Sunday morning”, tema perteneciente a los terriblemente desconocidos ingleses The Bolshoi, otra agrupación que no logró dar el salto hacia la popularidad no obstante haber actuado al lado de bandas como The Cult, Love & Rockets o The March Violets, y de la que muchos opinan que debió ser tan reconocida como The Cure o Psychedelic Furs.

Activos entre los años 1983 – 1988 y liderados por el cantante / guitarrista Trevor Tanner, The Bolshoi nos dejó un puñado de excelentes canciones entre los contados singles y largas duración que lograron lanzar al mercado.

Friends, el primer LP del grupo que vio la luz en el año 1986 vía Beggars Banquet (re-masterizado en 1999 y que cuenta con una re-edición brasileña de mediados de esta década), fue el que me hizo escucharlos por vez primera.

El dramático “A way” (salió como sencillo un poco antes de la aparición del álbum), que cuenta la historia de una bella y manipuladora chica que usa sus artimañas para ascender en la vida, y que no alcanza a ver que su comportamiento sólo logrará dejarla sola luego de que haya rechazado a todos los que la querían bien, podría fácilmente estar presente en la lista de los 10 mejores singles de ese año.

Sunday morning”, con la recordada estrofa “parados en la cola de los de mente sucia… vamos a limpiarla cada domingo por la mañana…”, es una directa llamada de atención contra la hipocresía de la iglesia católica. Una balada con inolvidables notas de piano que relata cómo la religión pierde credibilidad conforme vamos creciendo.

De hecho, desde la primera vez que escuché material de The Bolshoi, hubo un par de cosas que se me quedaron grabadas en el subconsciente: el extraño nombre de la banda y las notas de piano del “Sunday morning”.

Una agrupación subvalorada que fue madurando con el tiempo, que no alcanzó a lanzar su cuarto trabajo (Country Life, disco que se quedó en el archivo de Beggars Banquet y que finalmente salió a la luz en el 2015), que visitó Sudamérica en los ’80, y que todo aquel que copule con el post-punk debería escuchar.

Sunday morning
Compartir:

Similar Posts

2 Comments

Agregue un comentario a César Pinto Cancelar respuesta

Su dirección de correo no se hará público.